Páginas / Web-orrialdeak

domingo, 30 de noviembre de 2014

VII Congreso Iberoamericano de EA: Declaración de Lima

Declaración de Lima

Nosotros, los participantes del VII Congreso Iberoamericano de Educación Ambiental con
énfasis en la Educación Ambiental Comunitaria, realizado en la ciudad de Lima – Perú, entre el 10 y 12 de setiembre del año 2014, a invitación del gobierno peruano a través de los Ministerios de Educación y del Ambiente, tras compartir conocimientos, críticas y autocríticas, reflexiones y compromisos, proyectos y propósitos de cambio hacia una vida más sostenible y plena para todos,
[...]
Que, el modelo socioeconómico dominante en el mundo, de producción y de consumo
insostenibles, ha generado una crisis ambiental civilizatoria sin precedentes, que es preciso transformar a partir de una nueva ética de respeto a todas las formas de vida y su medio físico.
Que, esta transformación hacia un mundo sostenible requiere decisiones políticas, construcción colectiva de nuevas realidades y paradigmas a través de la articulación de iniciativas y acciones entre los diversos actores y a distintas escalas.
Que, tal transformación requiere también de un cambio en las formas de concebir el mundo, de pensar y de actuar para construir nuevos significados sobre las relaciones naturaleza, sociedad y cultura. 
[...]
19. Proponer a la Conferencia Mundial sobre la Educación para el Desarrollo Sostenible organizada por la UNESCO (Nagoya, 2014) el reconocimiento de la importancia que tiene la educación ambiental para Iberoamérica, pues permite reconocer la originalidad, riqueza y realidad de cada nación que la integra, forjando con ello una sociedad democrática, solidaria y responsable para la sustentabilidad de la vida.
20. Implicar a los gobiernos en la articulación de las estrategias regionales existentes de educación ambiental para la sustentabilidad, tomando como referencia las cinco líneas estratégicas definidas por el Programa de Acción Mundial para que contribuyan a la actualización de políticas públicas en cada país.

21. Fortalecer la institucionalización de políticas educativas ambientales transversales estableciendo en cada país un sistema nacional de educación ambiental que articule los ámbitos gubernamentales y no gubernamentales, dotando de recursos humanos y económicos suficientes a las áreas responsables de los Ministerios de Educación y del Ambiente. Estas políticas públicas deben difundirse en las comunidades utilizando un lenguaje claro, en lenguas originarias y fácilmente comprensibles por todos los grupos sociales y étnicos, a través de diversos medios de educación y comunicación. En estas políticas se debe priorizar acciones dirigidas a los responsables de la adopción de decisiones con importantes implicaciones socio-ambientales, así como  aquellos sectores que desencadenan situaciones y procesos de insostenibilidad.
22. Identificar y apoyar estrategias educativas en los ámbitos formales, no formales e informales comprometidos con los procesos transformadores y emancipadores por medio de la ambientalización y contextualización del currículo, de la gestión, de las estructuras educativas y de las relaciones con la comunidad.
23. Promover la revisión crítica de las prácticas educativas e incentivar su renovación, vía procesos de formación y capacitación formal y no formal para los educadores ambientales, respetando las diversas formas, perfiles, contextos y sus diferentes expresiones (facilitadores, promotores, mediadores, animadores, guías, artistas, etc.), fortaleciendo el diseño e implementación de metodologías participativas.
[...]


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada